EL ÁRBOL DE NARANJO

Publicado: 29 octubre, 2014 en Leyendas

naranjoLas mujeres más fuertes de Manta iban cargando unos botes para recoger agua al pie de una ladera; un día a lo lejos, en un cerro vieron un árbol de naranjo que tenía las naranjas más dulces que se hayan probado. El árbol tenía cierto encanto ya que podía moverse por sí solo y con su hermosura obligaba que solo las personas de buen corazón tomaran de sus naranjas, pero con la condición de que se las comieran ahí.

Diego un joven que había huido de su casa por una pelea que tuvo con sus padres, fue a caminar por el cerro y a mitad del camino se encontró con el árbol de las dulces naranjas, no se resistió así que haló los deliciosos frutos del árbol, pero éste no se lo permitió.

El muchacho siguió intentando sacar las naranjas hasta que el árbol se cansó, sacó su rama y agarró el brazo del joven con tanta fuerza que lo tiró al suelo. Poco a poco Diego se empezó a convertir en un árbol pero sin ramas ni frutas.

Los papás de Diego buscaron día y noche a su hijo, pero nunca lo encontraron, lo único que les sorprendió fue ver un árbol seco y sin gracia al lado de un hermoso árbol de naranjo.

Por:

María José Arteaga del Canto

Anuncios
comentarios
  1. Valeria Arteaga dice:

    Excelente cuento, muy realista.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s